Cuántos impuestos pagas por viajar con coche?

46

Las vacaciones son para viajar. Junio, julio y agosto son los meses de los viajes por excelencia junto con diciembre. La vacaciones se prestan a ello. Avión, coche, autobúss, tren y barco son los medios a nuestra disposición, cada uno con sus ventajas e inconvenientes y también con sus cargas impositivas. ¿Cuántos impuestos pagamos en cada uno de ellos?

Quien más y quien menos realiza algún viaje en vacaciones. Los hay que prefieren ir al extranjero para disfrutar de otras culturas o de playas paradisíacas, quienes se decantan por el turismo nacional de sol y playa -aunque hay otras alternativas- y quienes ven en el mar su espacada perfecta. En cualquiera de los casos, los impuestos estarán presentes de una forma u otra durante tus viajes y vacaciones. Estas son las tasas fiscales y los impuestos directos e indirectos a los que habrá que hacer frente en cada caso.

 

Impuesto a pagar si viajas en coche

El coche sigue siendo el medio de desplazamiento más utilizado, también en vacaciones. En este caso no existen tasas especiales, sino más bien todo un entramado de impuestos que pagamos por tener coche y por el uso de las infraestructuras del Estado, es decir, de las carreteras. La mayoría de ellos son más que conocidos:

  • Impuesto de matriculación: en realidad este impuesto no se paga tanto por viajar como por comprar un coche. Este tributo grava la adquisición de un vehículo
  • Impuesto de circulación: el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica se aplica a la mayoría de vehículos y se paga por el simple hecho de ser dueño de un coche. Es el precio que marca el Estado para poder circular por el deterioro que en teoría se ocasiona a las carreteras.

A estos hay que añadir los impuestos especiales sobre hidrocarburos. Dicho de otra forma, los impuestos aparejados a la gasolina, que suponen cerca del 50% de su precio final.

Si además circulamos por una autopista de pago, el recibo incluirá el correspondiente IVA del 21%.

Además, antes habrás pagado religiosamente el IVA si tu coche o moto son nuevos y el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales si se trata de un vehículo de segunda mano. Existen muchas diferencias entre ambos que se traducen en más de diez puntos porcentuales sobre el valor del vehículo que pagarás de más si es nuevo.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *